Blog

11 Claves para trabajar en equipo

trabajar

El trabajo en equipo consiste en que dos o más personas confíen entre sí, se comuniquen, coordinen y trabajen en consonancia para alcanzar un mismo fin.

Desde la escuela, todos hemos tenido que trabajar en equipo. Sin embargo, nunca ha faltado aquel en el cual una persona acapara todo el trabajo para sí misma ni aquella que no tolera los trabajos en equipo pues no le gusta como trabajan los demás.

Si eres de este tipo de personas, cuando llegaste al mundo laboral y te diste cuenta que tenías que trabajar en equipo de nuevo, y no para pasar una materia, puede que te resultara muy frustrante. Por esta razón algunas personas prefieren trabajar como independiente o freelance, pero la realidad es que siempre tendrás que contar con el apoyo de otra persona para realizar un trabajo, ya sea el cliente que te dice lo que desea, o un compañero que redacta mientras tú diseñas o viceversa, por ejemplo.

Lo cierto es que te guste o no, trabajar en equipo es algo que nos acompaña durante toda la vida y que las empresas emplean con mucha frecuencia puesto que permite agilizar el trabajo de forma eficiente y así entregarlo en un menor tiempo. Además, te permite conocer mejor a las personas e identificarte mejor con la empresa puesto que todos están trabajando por alcanzar un mismo objetivo.

Por eso, por el día del trabajador, te damos 11 claves para trabajar en equipo

Construye la confianza entre los miembros del equipo

Este es el elemento principal de todo trabajo en equipo. Conocer las habilidades de los demás permite distribuir mejor las responsabilidades, que los miembros se ayuden mutuamente y que se genere un buen ambiente de trabajo. El líder es la primera persona que debe confiar en su equipo para evitar el acaparamiento de las actividades.

Establece objetivos comunes

Para que un grupo se transforme en equipo, todos sus miembros deben perseguir una misma meta. En el caso de una empresa, comunicar la misión y la manera en que cada miembro y departamento contribuye a alcanzarla es fundamental para que se sientan identificados y puedan trabajar para lograrlo.

Divide las tareas según las habilidades de cada miembro del grupo

Que una sola persona haga absolutamente todo o casi, causa que su labor sea mucho más lenta especialmente si las tareas son muy diferentes, en cambio si le entregas a dos o tres personas un proyecto y cada quien se centra en su especialidad, lograrán tener el trabajo listo mucho antes y mejor.

Crea sentido de pertenencia

Todos los seres humanos necesitamos sentirnos parte de algo, por eso, es un factor muy poderoso para tener éxito y uno de los más difíciles de lograr. Define qué identifica a tu equipo, los valores que los caracterizan y especialmente el impacto de cada miembro dentro del mismo.

Escucha las opiniones e involucra a la gente en las decisiones

Todo líder de equipo debe aprender a escuchar y tener en cuenta las opiniones de los demás en la toma de decisiones. Como dicen: “Dos cabezas piensan mejor que una”. Abre tu mente e incentiva a tu equipo a compartir su opinión. Cuando hay feedback es más fácil realizar un cambio o aplicar una nueva estrategia.

Promueve la comunicación

Si hay algo que suele fallar en un equipo es la comunicación. Por eso, tener claros los canales de comunicación, promoverlos y procurar que siempre exista retroalimentación, en lugar de una comunicación unidireccional, contribuirá a que todos conozcan sus tareas y se generen estrategias en conjunto.

Incentiva la responsabilidad y el compromiso mutuo

Cuando todos los miembros del equipo están comprometidos en lo que hacen saben que los logros y fracasos del equipo son responsabilidad de todos, así que esas famosas frase de “eso no es mi problema” o “eso no es mi trabajo” son lo primero que debe desaparecer. Así mismo, incentivar la responsabilidad incluye el cumplir con los tiempos de entrega. Si una persona se atrasa, afectará a todos los demás. Si eres el líder, eres el primero que debe cumplir con esto para poder exigírselo a los demás. Sé el modelo a seguir.

Haz que haya entendimiento entre las partes

Criticar a otro es muy fácil cuando crees que tu trabajo es más difícil o importante que el suyo, por ello, hacer cambio de roles ocasionalmente contribuye a que los miembros de un equipo valoren la labor del otro y sean capaces de integrarse y apoyarse para hacerlo cada vez mejor.

Aprovecha al máximo la diversidad

Esto es lo mejor de los equipos porque así pueden trabajar con eficiencia e innovación. Cuando formes equipos, procura que haya personalidades e intereses distintos, pero con valores en común y compromiso con la empresa

Celebra los éxitos grupales

Es importante que reconozcas y agradezcas los éxitos obtenidos de tu equipo tanto grupales como individuales pues cada uno fue esencial para lograr los objetivos propuestos.

Sé un líder

Todo equipo necesita a alguien que los guíe, coordine las actividades y reúna los esfuerzos individuales. Ser líder no es fácil y menos cuando hay fracasos y debes asumir la responsabilidad, sin embargo, ser líder también significa reconocer el liderazgo de los demás en aquello en lo que no seas especialista.

¿Tienes alguna otra clave para tener éxito cuando trabajas en equipo? Déjanos tus comentarios a continuación o suscríbete a nuestro newsletter para estar siempre al tanto de lo que publicamos en nuestro blog.

 

Comentarios

Comentarios